Crecer jugando

Se aproximan unas fechas muy señaladas en el calendario, llenas de encuentros entre seres queridos, reuniones familiares y días llenos de ilusión en los que, una vez más, los reyes de la casa son los más pequeños.

Es por ello por lo que en la entrada de hoy nos queremos dedicar a ellos y a la importancia que tiene que descubran, se estimulen, se relacionen y crezcan aprendiendo de la mejor manera posible, que es jugando.

No queremos un niño pegado constantemente a una pantalla de ordenador, tableta o móvil en el que son meros espectadores de una historia, queremos que se hagan participes del juego para que puedan desarrollar la imaginación, el ingenio, las destrezas motoras y habilidades que ayudarán a formar su personalidad en un futuro. Recuerda que los pequeños son como esponjas, y toda información que reciban en los primeros años de su vida les ayudará a forjar lo que serán de mayores.

Por eso queremos daros a conocer los juguetes que nosotros recomendamos, los juguetes de toda la vida, esos que están hechos de materiales naturales como la madera o el algodón, procedentes de fuentes sostenibles, con barnices y tintes solubles en agua y sin agentes tóxicos. Así mismo, son respetuosos con el medio ambiente y les ayudan a desarrollar sentidos y cualidades tan importantes como:

  • • El olfato, ya que no huelen siempre igual a plástico.
  • • El tacto, la madera no tiene la superficie perfectamente lisa, tiene rugosidades y volúmenes diferentes.
  • • No es un material ultraligero, por lo que son perfectos para ayudarles a desarrollar la motricidad ligera de manos y dedos.
  • • Tienen formas y dibujos sencillos por lo que la imaginación es la protagonista.
  • • Su objetivo es fomentar el aprendizaje y no la competitividad, porque ya sabes, lo importante es participar.

Estos juguetes son resistentes y aptos para soportar caídas, golpes y lanzamientos al vacío. No están influenciados por ningún personaje, súper héroe ni dibujo del momento, por lo que nunca pasarán de moda y se disfrutarán generación tras generación.

Adaptados a la edad del pequeño desde que comienzan a percibir los primeros sonidos, colores y olores para continuar con los primeros movimientos y pasos hasta que son capaces de crear oraciones completas y pensar por sí mismos.

Nuestra novedad y chachi-recomendación para estas navidades es MUTKIDS, el juego de las emociones, una fantástica manera de compartir tiempo en familia, ayudando a los pequeños y no tan pequeños a expresar lo que sienten, lo que piensan y no son capaces de comunicar, a que se sientan atendidos, y lo que es más importante escuchados, cosa que en los tiempos en los que vivimos cada vez es más complicado.

Los buenos momentos están asegurados para estas fiestas.